CompensationLab by CEINSA

La conciliación, un factor clave para la retención del talento en las empresas

L

a conciliación de la vida laboral con la personal es una necesidad que está a la orden del día, pero que aún supone un auténtico quebradero de cabeza tanto para trabajadores como para empresas. Según el barómetro de conciliación de la Fundación Másfamilia, la mayor parte de los empleados de las compañías de nuestro país consideran que la conciliación resulta un factor determinante para la retención del talento. Así, la mayoría de los trabajadores por cuenta ajena creen que la conciliación mejora considerablemente su nivel de satisfacción con respecto a los beneficios sociales por parte de la empresa. Los que no apuestan por la conciliación, en definitiva, aunque sea sin querer, están invitando a sus trabajadores a buscar otra compañía donde trabajar.

Y es que cuestiones como un horario flexible, jornada continua o la posibilidad de trabajar desde casa, forman parte de esos elementos intangibles, de ese “salario emocional” que pesa mucho a la hora de retener al empleado. De hecho, los informes de referencias en el sector indican claramente que el segundo motivo para aceptar un trabajo nuevo es la política de conciliación de la empresa. Sólo el salario está por delante.

Las buenas noticias son que, según el barómetro Masfamilia 2018, el estado de la conciliación en España mejora y recupera el nivel perdido con la crisis, a pesar de que la percepción ciudadana al respecto continúa siendo muy negativa, con un descenso superior al 20%. De manera muy significativa, el indicador “número medio de medidas de conciliación en pymes” crece un 36,4%, pasando de 33 a 45 por empresa, donde destaca el teletrabajo, que ha pasado del 6,8 al 7,3% (7,4% de incremento) en el barómetro.

Según la OCDE España se sitúa entre los países europeos con mejor conciliación. Según su barómetro, la puntuación nacional es de 8.8 puntos, situándose por encima Francia, Dinamarca y Países Bajos. Todo ello a pesar de ser el país que más tarde finaliza la jornada laboral. Así pues, el estado de la conciliación en España mejora y se sitúa a la cabeza de Europa.

En cambio, llama la atención la polarización que está sufriendo la opinión de los expertos de RRHH sobre si la conciliación es una fortaleza – creciendo en esta edición hasta un 18,8% a favor-, y los que opinan que es una debilidad, para los que el indicador también crece hasta un 26,8%.

Fortaleza para algunos, debilidad para otros… En todo caso, la tendencia apunta a que la conciliación es cada vez una cuestión más visible, opinable y demandada.

Ventajas de la conciliación

Algunas de las principales ventajas para la empresa a la hora de implementar medidas de conciliación son:

Mejora de la productividad

Múltiples informes apuntan a que las políticas de conciliación influyen positivamente en la productividad de los empleados, tanto en el colectivo masculino (78%) como en el femenino (87%).

Ahorro económico:

Gracias a la flexibilidad horaria o teletrabajo. Tanto la necesidad de espacio para el trabajo como algunos gastos, como el de electricidad, se podrían ver reducidos, con el ahorro que ello supone.

Mejora la imagen de la empresa

Si los tabajadores se encuentran a gusto en la empresa porque ésta favorece la conciliación, no sólo tendrán una mejor valoración de su puesto de trabajo, sino que transmitirán dicho estado de ánimo positivo a los clientes y a su entorno personal. Además, este mensaje puede transmitirse en la comunicación externa de la empresa, en medios de comunicación, redes sociales, etc.

Se reduce la rotación de personal, aumenta la cantidad de candidatos y disminuye el absentismo laboral

Se ha comprobado, incluso en experiencias piloto españolas, que favorecer la conciliación reduce el absentismo laboral, refuerza la retención del talento y potencia la confianza de la plantilla en la empresa. Algunos estudios apuntan incluso a que los entornos laborales que favorecen la conciliación multiplican por cuatro el compromiso de sus trabajadores.

Medidas que cualquier empresa puede implementar para mejorar la conciliación

Si bien es cierto que las grandes empresas tienen más margen para poder implantar medidas de conciliación, hay muchas que cualquier PYME, de cualquier sector, puede poner en práctica:

Flexibilizar horarios

Muchas empresas aplican ya un margen de 1-2 horas para la hora de entrada y de salida. Así los empleados pueden adaptar en la medida de lo posible la jornada laboral a sus necesidades personales en el día a día. Datos del INE muestran que el tiempo diario dedicado a actividades familiares para los padres con jornada continua es de 90 minutos, frente a los 57 minutos que se disfrutan en el caso de la jornada partida. Sin embargo, de forma general la flexibilidad en los horarios es aún una asignatura pendiente en España, con un 88,2% de las empresas definiendo completamente el horario de sus trabajadores, de acuerdo con un informe del Instituto de Política Familiar.

Fomentar el teletrabajo y el trabajo por objetivos

Las nuevas herramientas tecnológicas permiten trabajar casi desde cualquier sitio, eliminando el “presentismo” que se demuestra cada vez menos necesario. Además, conviene orientar las políticas de incentivos y reconocimiento a los objetivos. La posibilidad de trabajar de manera remota en algunas ocasiones de forma periódica, puede beneficiar la vida laboral y personal de los trabajadores. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Eurofound, sólo un 6,7% pueden teletrabajar en España, frente al 13% en la Unión Europea.

Otras soluciones creativas

Pequeñas guarderías in situ o contar con un convenio con alguna cercana al puesto de trabajo, ofrecer diferentes tipos de ayudas a la familia, mejorar los permisos legales de maternidad o paternidad, cheques bebé, campamentos, etc.

Otras soluciones para mejorar la conciliación de la vida familiar y laboral empiezan en la propia oficina. Son cada vez más las empresas que aplican políticas de “luces apagadas”, según las cuales a cierta hora de la tarde se cierra el centro de trabajo. Fuera de la oficina también existen medidas. El pasado año entró en vigor en Francia una ley que facilita a los trabajadores desconectar completamente fuera de su horario laboral, sin tener que prestar atención a mails o llamadas en su tiempo libre.

Las posibilidades de utilizar la Retribución Flexible o en Especie como herramienta para mejorar la conciliación son infinitas y adaptables a cualquier empresa y perfil de trabajador. De este modo, la no-conciliación ya no es una opción viable para las empresas que realmente quieran atraer y retener a su mejor talento.

Podemos decir, por lo tanto, que las medidas de conciliación son una asignatura pendiente en nuestro país, pero que vamos encaminados a asumir, poco a poco, un mayor número de prácticas que favorezcan el nivel de desempeño de los trabajadores a la vez que aumenten su satisfacción, reteniendo y atrayendo por lo tanto más talento a las organizaciones.

Es sin duda una de las prácticas que no hemos de dejar de lado si queremos que tanto la empresa como sus colaboradores salgan beneficiados y trabajen sin estorbos en el camino, dispuestos a colaborar por un objetivo común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *