CompensationLab by CEINSA

La rotación de personal, un reto pendiente para muchas empresas

L

a rotación de empleados, para las organizaciones, resulta cara y disruptiva. Según datos de Deloitte, el coste de perder a un colaborador puede ir desde 10.000 dólares hasta el doble de su salario anual. Además, una tasa de rotación alta tiene efectos en la moral del equipo, en la reputación de la empresa y en los resultados finales.

Hablamos de rotación para referirnos a aquellos empleados que abandonan la organización y que deben ser reemplazados. En este sentido, una empresa tiene una tasa alta de rotación cuando muchos de sus empleados, más de los esperables en su sector y país, dejan el trabajo después de un cierto período de tiempo.

Según el XXI Informe Infoempleo Adecco, en España, el volumen de rotación del personal en 2018 alcanzó el 21%, un 1% más que el año anterior. Los motivos que se esconden tras la decisión de dejar un trabajo son muy variados. A continuación, los repasamos y analizamos el impacto que tiene este fenómeno sobre las organizaciones.

La rotación de personal, por sectores

Aunque la rotación, en el mercado laboral global, es generalizada, no todos los sectores se ven afectados en la misma medida. Así, según datos de LinkedIn, en 2017 los sectores que experimentaron una mayor rotación fueron el tecnológico (13,2%) – especialmente las empresas de videojuegos (15,5%), Internet (14,9%) y software (13,3%) – y el retail (13%).

Si hablamos de perfiles profesionales, el mismo informe indica que los que se vieron afectados por una mayor rotación fueron los diseñadores de experiencias de usuario (23,3%), los analistas de datos y los ingenieros de software integrados (ambos con un 21,7%).

El impacto de la rotación de personal

La rotación de empleados impacta en múltiples áreas de la organización. La primera de ellas, el rendimiento general del negocio. Cuando un buen trabajador se va y entra otro con menos experiencia, la relación con el cliente se ve comprometida, ya que la calidad del servicio que la empresa le ofrece disminuye.

Además, la rotación impacta en la cantidad de trabajo finalizado o, lo que es lo mismo, en la gestión diaria de las tareas, y en la reputación de la empresa, que puede ver dificultada su capacidad de atracción de nuevos talentos.

Las dinámicas de equipo, sobre todo cuando el sustituto procede de fuera de la organización, también se ven afectadas, ya que deberán reajustarse para acoger a una nueva “pieza”. Por otro lado, el nuevo empleado deberá adaptarse a sus nuevas responsabilidades, con lo que la productividad se verá ralentizada.

Finalmente, sobre todo en empresas orientadas al cliente, la continuidad del servicio puede verse afectada, ya que, cuando un empleado se va, con él se lleva su expertise.

El precio de la rotación de personal

Cuando hablamos del coste que supone para las empresas la pérdida de un empleado, son varias las cifras que se dan.

Siempre debemos tener en cuenta que estas variarán en función del país y del tipo de empleo. Sin embargo, para hacernos una idea, Gallup afirma que reemplazar a un empleado cuesta el 150% de su salario anual, mientras que el Instituto Center for American Progress eleva ese porcentaje hasta el 213% del sueldo anual medio de la organización.

Sea como sea, son varios los aspectos que deben tenerse en cuenta a la hora de calcular el coste que supone la rotación para nuestra empresa. En este sentido, deberemos considerar la pérdida de productividad y los gastos derivados del reclutamiento y de la incorporación, la orientación y la adaptación del nuevo empleado.

La falta de oportunidades de carrera, un mal liderazgo o el sueldo, algunos de los motivos de la rotación

Hoy en día, gracias a las redes sociales, los trabajadores tienen mucho más fácil identificar oportunidades de empleo, sin embargo, este no es el único motivo por el que la rotación de empleados se ha convertido en un verdadero reto para las empresas.

Según un estudio de LinkedIn, las causas estrella son la falta de oportunidades para avanzar (45%), estar descontento con el liderazgo (41%) o con el ambiente de trabajo (36%), desear tener un trabajo más desafiante (36%) y el sueldo (35%). El mismo estudio, además, señala que el 94% de los empleados afirma que permanecería en una empresa más tiempo si esta invirtiera en su carrera.

En la misma línea, el último informe de Infoempleo Adecco cifra en un 38% los empleados que se van porque reciben mejores ofertas salariales de otras compañías y en un 25,35%, los que lo hacen porque no ven posible su desarrollo profesional o personal en la empresa.

Otros factores que pueden influir en la rotación son compensaciones por debajo de la media, un entorno laboral poco saludable – con un exceso de presión o estrés -, una mala alineación entre los intereses, capacidades y valores del empleado y su puesto de trabajo, malas decisiones de contratación, etc.

Además, también podemos encontrar factores demográficos. Por ejemplo, las personas casadas y con hijos tienden menos a dejar el trabajo que aquellas que están solteras o no tienen hijos.

Respondiendo a la rotación

Son muchas las empresas que están empezando a implementar acciones para responder a esta problemática. En Estados Unidos, por ejemplo, el sector retail – con una tasa de rotación superior al 60% según la National Retail Association – es uno de los que más se está esforzando en este sentido.

Así, 21 de las principales empresas del sector – entre las que se encuentran Walmart, Macy’s o Target – han impulsado de forma conjunta el programa RISE UP que busca minimizar la rotación ofreciendo a los empleados apoyo continuo y formación con el objetivo de garantizar que tengan las capacidades y la formación necesaria para empezar en su puesto de trabajo, así como los recursos que les permitirán ascender en su empresa.

Siguiendo con Walmart, además del mencionado programa, ha implementado una modalidad de pago diaria que permite a sus trabajadores cobrar el salario ganado antes del día de pago. Con esta iniciativa quería combatir la percepción negativa que se tenía de sus salarios y turnos de trabajo, al mismo tiempo que aliviaba la tensión financiera de sus empleados.

Finalmente, Best Buy ha optado por ofrecer beneficios a sus empleados para mejorar sus tasas de rotación. Entre las ventajas que les ofrece se encuentran becas formativas, ayudas para el cuidado infantil o permisos remunerados para trabajadores a tiempo parcial.

Para una empresa, tener una tasa de rotación alta puede suponer un coste muy elevado, ya que tiene un impacto directo sobre la moral y la productividad del equipo y, por tanto, sobre los resultados finales de la compañía.

Mejorar la capacidad de retención pasa por monitorizar de forma constante el nivel de satisfacción de los colaboradores, sobre todo en lo que respecta a oportunidades de carrera y formación; cuidar la estrategia de contratación y ofrecer a los candidatos unas condiciones competitivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *