CompensationLab by CEINSA

Las claves del e-learning y por qué ayuda a atraer y retener talento

Y

a nadie cuestiona la importancia de la formación en las empresas, como herramienta fundamental para actualizar las competencias de los profesionales y, por lo tanto, para aumentar la competitividad de las compañías. Pero la formación no es sólo la mejor manera de asegurarse de que los colaboradores tienen las habilidades exactas que una empresa necesita. También es una oportunidad para atraer y retener a los mejores talentos, pero no implantando una política de manera puntual, sino más bien enmarcada dentro de una estrategia global que refuerce la experiencia de empleado. Es clave que ésta sea real y coherente y que los colaboradores tengan claro y perciban qué se les ofrece. No es suficiente centrarse en la atracción del talento si posteriormente no hay una buena gestión de la experiencia de empleado con compromiso, o en definitiva, no se gestiona la experiencia a nivel global a lo largo de la relación con la compañía.

Eso sí, para resultar atractiva, la formación debe ser de calidad, innovadora y personalizada. Tres características que encajan perfectamente con el e-learning. Según el último barómetro europeo de e-learning elaborado por CrossKnowledge, un 63% de las firmas españolas ya lo utiliza como fórmula de aprendizaje.>/p>

¿Qué entendemos por e-learning? Se trata de una modalidad de enseñanza que integra las tecnologías como elemento fundamental dentro del proceso de enseñanza. Estos recursos tecnológicos se combinan con otras estrategias educativas, promoviendo dinámicas de aprendizaje que resulten estimulantes para los alumnos.

El e-learning, actualmente, se encuentra en pleno crecimiento: se calcula que el mercado de este tipo de formación experimentará un crecimiento anual del 7,6% al 9,6% hasta 2020.

Cabe destacar, eso sí, que sólo una buena formación, de calidad tanto en contenidos como en formato, será vista como un premio por los trabajadores en lugar de un castigo, como se percibía a menudo. Tras varios años en los que la formación online era pobre en contenido y personalización, ahora el e-learning destaca y cuida sus contenidos, aplicando metodologías de aprendizaje innovadoras. Por ejemplo, las últimas tendencias en e-learning apuntan hacia la gamificación, que incorpora estrategias de juego para motivar al alumno; la realidad virtual; el micro-learning; el crowdlearning, o aprendizaje colaborativo; y el data-learning, que usa los datos para automatizar y personalizar algunos procesos.

El e-learning como herramienta de retención

Muchos trabajadores cambian de empleo porque consideran que no tienen suficientes oportunidades de formación y desarrollo en su compañía actual. Es lógico afirmar que las personas quieren permanecer más tiempo en una organización en la que encuentran oportunidades de crecimiento y desarrollo con regularidad. Cuando tienen acceso a estas oportunidades se sienten valorados, apreciados y satisfechos con su trabajo.

La retención está directamente relacionada con la motivación, por lo que hay que aprovechar el e-learning para generar adhesión entre las personas, sacando al máximo el potencial de cada colaborador y desarrollando sus habilidades individuales. La personalización que permite el e-learning es fundamental para este objetivo.

Más ventajas del e-learning

Los beneficios del e-learning son de sobra conocidos. En primer lugar, se adaptan al ritmo de aprendizaje de cada alumno y le permiten formarse dónde y cuándo quiera. Además, está comprobado en múltiples estudios que la formación online requiere de un 40% a un 60% menos de tiempo de aprendizaje que la presencial. Parece ser que también ayuda a retener lo que se aprende: The Research Institute of America ha afirmado que el e-learning aumenta las tasas de retención del conocimiento hasta en un 60%.

Y una ventaja clave: los negocios que utilizan e-learning son más productivos.

De acuerdo a una encuesta de Ambient Insight, el conocimiento se traduce en mayores ingresos: el 42% de las empresas dicen que la formación online les ha ayudado a aumentar sus ingresos. Lo corroboran los datos publicados por CertifyMe.net: el 72% de las organizaciones encuestadas creen que el aprendizaje en línea está proporcionando una ventaja competitiva, pues les da la oportunidad de mantenerse actualizados con los cambios de su mercado en particular. Si a la retención del talento, uno de los grandes retos actuales en RRHH, le sumamos que el e-learning mejora el rendimiento de los trabajadores, esto se traduce fácilmente en beneficios económicos para la empresa.

Un argumento más: hablemos de los millenials. Los baby boomer se van a jubilar próximamente, y los millenials empiezan a reemplazarlos. Pero éstos tienen un nuevo enfoque de trabajo, más colaborativo, más empoderado y más digital. Estos valores encajan perfectamente con el e-learning.

Visto de esta manera, la formación en la empresa debe contemplarse como una inversión, no como un gasto (que además, en el caso del e-learning, suele ser menor que en una formación presencial). Es responsabilidad de la compañía, pues, invertir en herramientas de formación de calidad, que aumenten la satisfacción de su plantilla para retener el mejor talento, ganar su confianza e impulsar la productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *