CompensationLab by CEINSA

Los viajes de negocios, una estrategia para atraer y retener talento

S

egún los estudios, un 30% de los viajeros de negocios aceptaría un trabajo con un sueldo menor si eso implicara viajar más. Todo apunta, pues, a que los viajes de negocios son un elemento motivacional, una estrategia de retención de empleados e incluso un buen argumento de negociación como parte de la compensación que reciben los trabajadores. En este artículo os explicamos algunas tendencias sobre los viajes corporativos, incluyendo los datos del estudio realizado por Ceinsa entre empresas españolas. 

En general, la inversión de las empresas en viajes corporativos crecerá en 2018 con respecto al año anterior, aunque las cifras de aumento difieren en cada estudio. A nivel internacional, según el barómetro de American Express Global Business Travel, será un 7%, pero aquí en España las cifras son más moderadas y sigue habiendo cierta contención de gastos.

En España, el gasto medio de viajes anuales asciende a unos 54.000 €, según un informe de Edenred. Y es que el 24,8% de los profesionales españoles se desplaza, al menos, una vez al mes.

Entrando más en detalle, según el último informe de Ceinsa sobre gastos de viajes de negocios, en lo que se refiere a alojamiento ganan por goleada los hoteles de 4 estrellas, especialmente para los viajeros directivos, sea cual sea el tamaño de la empresa, con un 66% de empresas de media. No obstante, se observa un aumento del 10% en la selección de hotel de 3 estrellas, que suponen el 32%, en respuesta a una mayor contención de gastos. Solo el 2% de las empresas eligen un hotel 5 estrellas para sus directivos.

En el caso de los Jefes y Mandos, las preferencias se reparten entre los hoteles de 3 y 4 estrellas, siendo la primera categoría la más utilizada, con un 57% de media, y para el personal operativo la categoría claramente predominante es el 3 estrellas.

En cuanto a los gastos diarios de los viajeros corporativos, estos se han mantenido prácticamente igual de 2017 a 2018, con una media de 52€ al día en el caso de directivos, 48€ en jefes y mandos y 45€ en vendedores y otras categorías de empleados. El sistema de reembolso de los gastos contra presentación de factura es el más empleado, aumentando significativamente su proporción con respecto a otros métodos, que es del 73% en los Directivos, el 67% de Jefes y Mandos, y el 57% en comerciales y otras posiciones.

Control de gastos

Otra tendencia ampliamente observada en el sector es que cada vez se realiza más control de los gastos de viajes corporativos: el 63% de los viajeros de negocios afirma que las empresas actualmente realizan un control de los presupuestos y de los gastos de viaje más exhaustivo que hace años.

A la hora de reducir costes, las empresas centran sus objetivos en la optimización de costes indirectos (41%) y la mejora de la eficiencia y las condiciones de viaje para sus empleados (24%), mientras que la reducción de costes directos ha descendido hasta el 35%, bajando 7 puntos con respecto al pasado año.

Lo que llama la atención, sin embargo, es que tan sólo un 28% de las empresas españolas cuenta con herramientas para gestionar y controlar los gastos de viaje profesionales y el 65% aún gestiona manualmente dichos gastos.

De todas formas, y más allá del control de gastos, las compañías siguen considerando importante el viaje corporativo como herramienta comercial, como una estrategia importante para retener clientes y para la generación de nuevo negocio.

Pero algo más está cambiando, sobre todo por la parte del viajero de negocios. Los trabajadores reclaman más flexibilidad: los estudios aseguran que los viajeros quieren tener más libertad, más control sobre la gestión de sus viajes e, incluso, poder personalizarlos.

Llega el bleisure

Como decíamos al principio, un 30% de los viajeros de negocios aceptaría un trabajo con un sueldo menor si eso implicara viajar más. Es un dato que refleja una tendencia importante. Algunos la llaman “bleisure”: aunar business y pleasure, trabajo y placer. Casi dos tercios de los viajeros de negocios (69%) ha alargado su viaje a otra ciudad o país. Asimismo, más de un tercio (38%) afirma que buscaría activamente un nuevo trabajo si esto significase poder viajar aún más por negocios. Este porcentaje crece en los profesionales más jóvenes, concretamente al 46% entre los profesionales de entre 18 y 34 años.

Los empleados quieren sacar el máximo partido a cada uno de sus viajes, tanto a nivel de productividad como de crecimiento personal. Para conseguirlo, los empleados están cambiando su comportamiento, bien utilizando sus propios recursos económicos (33%) o colaborando con otros compañeros (31%).

Por este motivo, hay que considerar y reflexionar que las empresas deberían adaptarse a los cambios y mostrar una actitud más flexible en su manera de gestionar y promover los viajes de empresa. Lo que está claro es que tener la oportunidad de viajar por trabajo es un factor cada vez más valorado por los profesionales en activo, especialmente para los millennials. Ahora más que nunca, los viajeros de negocios aprovechan al máximo el tiempo que pasan en un destino de negocios, tanto a la hora de trabajar como a la de disfrutar del tiempo libre

Para las empresas, la clave para gestionar su talento de una forma más inteligente es entender las preferencias y las distintas necesidades de sus empleados, para aumentar sus niveles de satisfacción y lograr que las empresas sean atractivas para los nuevos talentos, y parece que los viajes de negocios es otro aspecto a tener muy en cuenta en este sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *