CompensationLab by CEINSA

Los salarios en Banca, por encima de la media española

E

n los últimos años, el sector bancario español está afrontando grandes retos. A la necesidad de invertir en transformación digital, a los cambios y novedades regulatorios y el esfuerzo que supone implementarlos y a un contexto marcado por los tipos de interés bajo, debemos sumar la competencia que supone la aparición de nuevos actores disruptivos, como las Fintech.

Las consecuencias están siendo muchas: cambios en la manera de entender el negocio, reducción significativa del número de entidades, grandes cambios estructurales y redefinición de los roles profesionales del sector. Veamos cómo este escenario de transformación ha afectado al mercado laboral, y en concreto al segmento de retribuciones y compensaciones, del sector bancario español.

Cambios de perfil profesional

En los últimos 10 años, según datos de CC.OO., el sector de la banca en España ha prescindido de un 41% de las personas que empleaba. En ese mismo período, se han contratado a 23.294 nuevos trabajadores. Aproximadamente un tercio de esas contrataciones reflejan un cambio de rol técnico y, concretamente, están especializadas en tratamiento de datos.

Portfolio Managers, Analistas de Deuda, Collection Managers, Analistas de Negocio Banca y Directores y Analistas de Riesgo son los perfiles más demandados actualmente según la Guía Hays. También están muy solicitados los Directores y Gerentes de Empresa con perfil comercial y conocimientos especializados en productos financieros y riesgos que sepan ganarse la confianza del cliente e identificar oportunidades de negocio.

En el otro extremo se encuentran los administrativos, que se corresponderían al perfil menos demandado por las entidades bancarias.

Brecha salarial y estabilidad marcan los sueldos de la banca

Estabilidad es el término que mejor define la evolución salarial del sector de la banca español. Según la Guía Hays, la mayor parte de las posiciones mantienen su retribución total y no se detectan ni incrementos ni reducciones significativas. En este sentido, según las últimas cifras de la Encuesta de Población Activa publicadas por el INE, el salario medio de los trabajadores del sector es de 18.889 euros brutos anuales distribuidos en 12 pagas, un 0.6% más que el año anterior.

Gestores de Back Office con experiencia (20.000-25.000 euros anuales), gestores de recobros (22.000 euros anuales) y gestores comerciales (22.000-24.000 euros anuales) son las posiciones que más cerca se quedan del salario medio del sector. En el otro extremo, encontramos a los Socios de Fusiones o los Directores de Reestructuración con salarios de 180.000 y 150.000 euros anuales, respectivamente.

Estas cifras muestran la gran brecha salarial existente en el sector bancario de nuestro país. Una brecha que queda reafirmada por un estudio que afirma que los sueldos en el sector oscilan entre los 40.000 y los más de 240.000 euros anuales y el hecho de que, según la Autoridad Bancaria Europea, España es el quinto país de la UE en número de banqueros con sueldos superiores al millón de euros.

Aunque los salarios se ven ligeramente influidos por la ciudad en la que se trabaja, el factor que más influye en la remuneración que percibe un trabajador es el volumen del patrimonio que gestiona su entidad. A mayor volumen, mayor salario. Como ejemplo: un Asesor Personal de entidades con patrimonios de entre 350.000 y 500.000 euros puede ganar entre 60.000 y 120.000 euros, mientras que otro que trabaje en una entidad que gestione grandes patrimonios puede alcanzar los 100.000-140.000 euros.

Un caso muy particular es el de los científicos de datos que, pese a ser profesionales muy demandados, en el caso de las grandes entidades bancarias, su salario se ha visto reducido en 30.000 euros respecto a 2018, quedándose en 66.000 euros anuales.

Finalmente, por lo que respecta a los salarios de entrada, los del sector de la banca son superiores a la media española. Así, si la mayor parte de primeros empleos cualificados oscila entre los 17.000 y los 24.000 euros, en el caso de la banca alcanzan los 25.000-34.000 euros anuales.

Variables en descenso respecto a 2018

Por lo que respecta a la parte variable del sueldo, en el último año se ha identificado un descenso del 10% en la mayor parte de las posiciones, quedando muy alejado de los porcentajes que se manejaban antes de la crisis.

Así, en función de la categoría profesional y del volumen de patrimonio que gestiona la entidad, las variables oscilan entre el 15% y el 100%. Como ejemplo, un Director General de una entidad con un patrimonio de entre 250.000 y 300.000 euros tiene variables de entre el 40 y el 70%, mientras que otro que trabaje en una entidad que gestiona grandes patrimonios, variará del 40 al 100%.

Por lo que respecta a los Asesores Personales, en función del volumen de patrimonio que gestione su entidad, tendrán variables de entre el 15 y el 60%.

Compensaciones en el sector bancario

Las entidades bancarias no son ninguna excepción a la hora de incorporar las compensaciones a su política de retribuciones. En este sentido, Caixabank, además del salario fijo mensual y de la retribución variable, ofrece a sus empleados un plan de pensiones de empleo y una cobertura de riesgo, así como como un seguro de salud, ayudas económicas para la formación y condiciones preferenciales en la concesión de préstamos.

Otro ejemplo es el Banco Santander y su programa Flexiworking, que, en una primera etapa, fomentaba unos horarios de trabajo más flexibles y, actualmente, ha impulsado la creación de nuevos espacios sin despachos con el objetivo de potenciar la colaboración, la comunicación y el intercambio de conocimientos. El Banco Santander también ha puesto en marcha el programa Be Healthy para la promoción de la salud y el bienestar de sus empleados.

Finalmente, Triodos Bank cuenta con un departamento de Aprendizaje y Desarrollo con programas de capacitación en administración y liderazgo. Además, también ofrece a sus trabajadores beneficios como tickets guardería y de transporte.

Como hemos visto, el sector bancario está sufriendo una gran transformación, no solo a nivel estructural, sino también conceptual, y todo ello redunda en las políticas de retribución de las entidades. Por este motivo los salarios se mantienen estables, seguramente debido a cierta cautela hacia cómo irá evolucionando el sector. Evolución de la cuál estaremos pendientes también desde CEINSA y desde nuestros canales informativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *